Archivo de la categoría: Instantáneas

When superheroes grow old

Sacha Goldberger is obsessed with oldies… and I love it. 🙂

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Instantáneas

Escuela de sirenas

Valérie Morignat es una fotógrafa acuática de Nueva Caledonia que personalmente me encanta. Fue mi profesora en Montpellier y me quedé enamorada de su trabajo y su fuerza.

De mayor quiero ser como ella. 🙂

valeriemorignat fdfblog5 Valerie Morignat

Deja un comentario

Archivado bajo Instantáneas

25

This year, 25, the 25. 25 wishes for summer days… 😉

(pictures by Wildfox)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Instantáneas

Asher B. Durand llega a la Fundación Juan March

 “Después de mucho pensar lo tenía claro: A pesar de anhelar su tierra natal aquel era el paisaje más hermoso que jamás había visto. Cada hierba y cada riachuelo serpenteante daban sentido al contexto de aquel enorme lago. Pero era el bosque lo que realmente le fascinaba. Esos árboles y sus inmensas cortezas eran dignos de los versos de los más ilustres poetas. El musgo, que trepaba por sus cavidades se empapaba de las gotas de rocío que refrescaban cada mañana los lindes del estanque. Las pocas vacas que vagaban y pastaban en sus fértiles campos relucían bajo el sol de media mañana que jugaba al escondite con las escasas nubes que pintaban el cielo con gracia asemejándose a los garabatos de un niño.

Ahora eso sí, su incredibilidad acerca de aquel lugar se palpaba sobre todo cuando pensaba en el silencio que allí reinaba. Un silencio de calma pero a su vez de misterio que sólo se interrumpía por el correr del agua en algún río cercano o un pájaro despistado que parecía haber olvidado su camino. ¿Quizá era él como uno de ellos que por descuido o equivocación se había perdido y había llegado al Paraíso embelesándose con su belleza pero a la vez, temblando por la incertidumbre de sus rincones oscuros?

Sentía miedo pero a la vez una inmensa atracción por las maravillas que le podían esperar si se sumergía en toda aquella maleza, pero sin embargo lo hizo. Y al dejar la primera huella en el sendero que se sumergía entre la arboleda, crujió una pequeña ramita seca, aplastada por su bota que daba constancia de que allí también había llegado la civilización.”

 

 

2 comentarios

Archivado bajo Instantáneas