Girls love bikes

Las bicis son guays. Eso se ha sabido siempre. El día que aprendes a montar en una sin ruedines molas casi casi tanto como las Tortugas Ninja. Pero al principio da mucho miedo.

Cuando yo aprendí con 6 años iba tan chulita al lado de mi hermano y le decía: Jo, da mucho miedo ya verás. Y dos años después ese día llegó y me lo confirmó. Era en los merenderos junto al río del Monte del Pardo donde mi padre se ponía de los nervios al ver que el óvalo que teníamos que hacer entorno al parking por lo general se convertía en una línea… con una ligera torcedura al final. Pero me alegro tanto de esas mañanas de sábado y del empeño de mi papi en enseñarnos:)… ¡que en dos mañanas sabes de sobra! (no para ganar el Tour pero hombre para un par de carreras por el parque sí 🙂 )

Montar en bici es una tarea difícil si eres mayor y no has aprendido de peque. Una de mis amigas tuvo marcas en un hombro durante meses debidas a la pérdida de estabilidad al girar. Pero al final lo consiguió. Y ahora es casi una competidora de Alberto Contador. O mi prima que aún se encuentra a medio camino entre el sé y el no sé no termina de encontrar el punto divertido a la bici. Pero al final lo conseguirá.

Las chicas de Londres lo consiguieron y ahora se imaginan sacando sus bicis en días de sol. Primero fué Lily Allen que grabó su video LND sobre dos ruedas t ahora, es Eliza Doolittle que se corta los vaqueros y pasea con su bici llena de bolitas de colores en Rollerblades.

Para las que aún no se hayan enamorado de las bicis sólo les puedo enseñar una que me encanta (y a la que pondría un cascabel que fuese dejando una estela de clinc-clinc por todas partes):

Si Madrid no tuviese tantas cuestas iría todo el día en bici. Como en otras ciudades de Europa. Pero como siempre vivo junto al Manzanares me conformaré con los paseos por la rivera y sobretodo por el lugar más fantástico de Madrid: la Casa de Campo.

Let’s go for a ride!

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Beats on, Mi cuaderno de notas

Charlotte

Hoy tengo banda sonora que compite con los niños de San Ildefonso. 🙂

Cuando por tus venas corre la sangre del carismático Serge Gainsbourg y la icónica Jane Birkin, tu trabajo está asegurado que sea brillante. Y aunque de su unión solo saliese un retoño, son tantos las exparejas e hijos que suman entre los dos que podrían hacer la competencia a la Kelly Family.

Fruto de ambos, Charlotte Gainsbourg como no podía ser de otra manera canta, actúa y compone siguiendo con la estela familiar. A mí me encanta escuchar su último disco IRM y para que probéis, os dejo un dueto que realizó con Beck.

Suerte con la lotería y si no ya sabéis, Heaven can wait...

x

M

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on

Ou-ou-ou!

Ya llegó la Navidad. Un jamón me lo ha dicho llamando a mi puerta con todos sus amigos (sr. queso, vinos y familia). Prepárate Marta, que ya estamos aquí. Ya me había acostumbrado a tener cestas chachis, más modernas y con productos para vegetarianos como en Universal pero este año, la cesta es de las de toda la vida. Excelente y con una cosa marcada: Made in Spain. De las que compiten con las de mi padre y a mi hermano se le ilumina la cara por comer… de las de todo el lote de colesterol (ummmmmmm!). Y además con merchandising Disney de regalo. 😀

Una de las cosas por las que quería que llegase diciembre era por que el año pasado descubrí unos polvorones estupendos. Los trajo mi tío y eran de chocolate recubiertos de chocolate con leche. Como un bombón de polvorón. 🙂 El colmo de rico que aunque suene empalagoso no lo es.

Además, hay vacaciones (será un tópico pero es así). Aunque este año con la de trabajos que tengo que hacer no sé si juegan a mi favor o en mi contra… De cualquier manera, diciembre me trae a la mente más cosas: El frío que te congela los dedos y hace que te acuerdes de los montañeros amputados. La gente que te viene a vender cosas a casa aumenta. Cortylandia. Mariah Carey cantando All I want for Christmas is you de Love Actually (que tiene igual de amantes que de aquellos que la odian). Pistas de hielo con patines olorosos. El circo y las colas de niños que van con el colegio porque han tenido que hacer reducción de precios para poder llenar el espectáculo y dar de comer a sus leones. Calendarios de adviento que ya no llevan hasta el 25 si no hasta el 6 de Enero. Los hombres que venden cosas brillantes que tiran al cielo y hacen molinillos en la Plaza Mayor o su competencia, los que se meten un cacharro en la boca y pitan como ¿como qué? no hay nada que describa como qué pitan… Todo un show que por muy surrealista que sea me encanta (y este año, recién llegada de Londres con mulled wine y hombres vestidos de muñeco de nieve en las calles).

Recuerdo un año que vimos todo esto comiendo helado del Ben & Jerrys mientras paseábamos entre el barullo. Las tres ansiosas y congeladas a partes iguales peleándonos por deshacer un poco la masa para poder comerlo. Pero hacía tanto frío que no se podía ni clavar la cuchara en la tarrina de 1 litro….y luego decimos de las guiris con sandalias. Esto es casi peor.

Pero si hay algo característico de la Navidad son las cenas.

¿Es posible que intentes ahorrar y cuando llega diciembre vuelvas a caer en números rojos? No se hacen cenas el resto del año. Se hacen TODAS en Navidad. Para que por si era poco el comprar regalos, tengamos que cuadrar agenda, gastar un pastizal, empacharnos como cerdos (no, gorrinos que me gusta más o cochinillos) y coordinar los modelitos para no coincidir con otra invitada. Y digo yo ¿Por qué tener que esperar tanto para ver a la gente? Propongo celebrarlas también en Junio, aunque entonces la ruina sería dos veces al año. En plan fiestukis hawaianas. La fiesta de la VERANIDAD. Sol y piscina (xq si, Aquí no hay playa) en bikini con sangría y tapeo.

Pero hasta que esto no ocurra, a disfrutar de las actuales.

Ou-ou-ou!

Besotes:)


Deja un comentario

Archivado bajo Mi cuaderno de notas

Vintage, la palabra cool para lo viejuno

Desde hace un tiempo, todo lo que lleva la palabra Vintage o Indie añadidas gana un cierto valor extra. A mí me parece muy gracioso ya que ahora, si dices que un abrigo es viejo o de segunda mano no será igual que decir “Es que es Vintage”. O aquellas fajas de tu tía que tenía aparcadas en un cajón, ahora resulta que son Vintage y súper glam. Que si te las pones con un par de medias de lencería fina de esas que se enganchan con corchetes o con un sujetador picudo de los que te hacen tetas de pera, ganas 800 puntos en el top5 de los más In de Nylon Magazine. Soy la primera a la que le gusta ese cierto punto rancio de rememorar lo antiguo pero a ver, reconozcamos que hay unos límites. Y un sujetador picudo nunca te va a quedar bien por muy vintage que sea. (Y si no dí que como a Tanizaki te gustan las cosas que llevan el paso del tiempo marcado y quedarás muy cool…y rancio)

El colmo de esto es el de los villancicos. El otro día leí en el escaparate de una tienda que se vendían cassettes de villancicos vintage. Y yo, curiosa entré a mirar (no sé por qué la palabra vintage de algún modo evoca el glamour de las antiguas estrellas… ¿quizá Sinatra?). Mi madre siempre pone unos villancicos andaluces que son una pesadilla en Navidad y si no fuese por el apoyo incondicional que tiene de mi padre ya habría desaparecido ese CD hace unos añitos… Así que pregunté a la dependienta para ver si esa nueva-antigua selección podría hacer que me librase de los cantos rocieros al niño Jesús (que mis padres de andaluces tienen poco, y de religiosos menos). Y allí estaban, encima de una cesta llena de papel de periódico (vintage, por supuesto que también ya que era el del día anterior…) las cintas de villancicos de los niños cantores encima del burrito que iba hacia Belén. Con sus voces de castrati rancias y su Hacia Belén va una burra y Ande ande la Marimorena. Eran ellos. Los que parecían dibujados casi por Ferrandiz con colorines y mucha nieve. Me pregunté: ¿Los villancicos de toda la vida ahora son vintage? Pues deben serlo porque ahora el precio parece venido de París.

El otro fenómeno fascinante es el de la palabra Indie. Me hace mucha gracia que si ves una peli de serie B ES MALA DE NARICES (véase telefilm Antena3 post comida…ouch!) pero si es indie…ahhh! Otro gallo cantará. ¿Y en música? Ahí hay todo un fenómeno ya que el popindie es el popindie … y no toques ni  un pelo con esto a más de un gafapastilla ya que insultará a tu intelecto y te hará sentir como el mayor inculto. A mí me gusta este “género” si es que podríamos llamarlo así… y es que realmente independiente… puedo ser hasta yo con mi teclado Casio y el botón de 16 beats (¡Uy qué Vintage… con Casio y todo! Esto triunfa). ¿Y si me hago un myspace y comienzo a comercializarlo? Seré Marta y los 16 beats. O mejor en inglés que siempre gana más. Marta & the 16 beats. Para el próximo post.

Si,lo reconozco. Me gusta el rollo vintage y escucho música indie pero me doy cuenta de que cómo nos pueden vender con dos palabras y un lazo a veces un montón de cosas buenas y bonitas y otras sólo embalarnos basura. ¿La quiere para llevar?

Conclusión: Ponte un nombre más cuki en francés o en inglés y triunfarás.  ¡Ah! Y que no se te olvide el apellido.

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on

Strawberry Fields Forever

 

Let me take you down
cause I’m going to strawberry fields
Nothing is real
and nothing to get hung about
Strawberry fields forever

Living is easy with eyes closed
Misunderstanding all you see
It’s getting hard to be someone
but it all works out
It doesn’t matter much to me

Let me take you down
cause I’m going to strawberry fields
Nothing is real
and nothing to get hung about
Strawberry fields forever

No one I think is in my tree
I mean it must be high or low
That is you know you can’t tune it
but It’s all right
That is I think it’s not too bad

Let me take you down
cause I’m going to strawberry fields
Nothing is real
and nothing to get hung about
Strawberry fields forever

Always know sometimes think it’s me
But you know I know when it’s a dream
I think a “No” will mean a “Yes”
but it’s all wrong
that is I think I disagree

Let me take you down
cause I’m going to strawberry fields
Nothing is real
and nothing to get hung about
Strawberry fields forever
Strawberry fields forever
strawberry fields forever

 

*30 years later, still alive

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on

Nunca digas…

Hoy he asistido por fin a la première del corto que grabamos en Mayo de Juan Lahoz y Una décima de segundo y… es alucinante:)

¡Qué bien se trabaja cuando el equipo es tan majo como vosotros!

Gracias chicos, moláis un huevo🙂

8 comentarios

Archivado bajo Cinémathèque, Mi cuaderno de notas

Chansons pour les jours d’automne

Es otoño.

Y aunque por la tarde brille el sol y vea el azul cielo de Madrid, siempre pienso en que necesitaba abrigarme un poco más. Sobretodo por las mañanas cuando después del cambio de hora y haberme vuelto a acostumbrar a la luz, salgo a la calle, es de noche y el frío se me mete hasta los huesos colándose entre mi cazadora de piel, mi jersey de punto grueso, mi chaqueta y mi camiseta.

Para combatir entre esto y las tardes de lluvia con el cielo gris y encapotado, he creado mi propia medicina. Y es un bote de pastillas que se suministra fácilmente y se pueden tomar sin prescripción médica tantas veces como se quiera. Las hay de varios colores pero todas dan una dosis de calor inmediata que te pone las mejillas rojas y te hace entrar en un estado de calma y reposo absoluto.

Estas son mis 12 acompañantes:

1-Mes fênetres donnent sur la cour

Es una pequeña píldora de color blanco  que viene desde París de la mano de Coralie Clément. Y con ella cuando cierres los ojos sonarán notas de piano y aparecerás por arte de magia dentro de la película Amélie.

2-Vámonos

Me gusta Tachenko. Lo descubrí no hace mucho y me ha costado elegir entre varios temas pero este es el que mejor encaja con la lista.

3-Initials B.B.

Y cómo no el dandy francés por excelencia Serge Gainsbourg otra vez me enamora. No sé que me pasa pero como coja una de sus canciones nunca la dejo aunque más de uno me diga quéeeeeeeeeeee tela!.

4-Tekno Love Song

Cocorosie me gusta en otoño para los días de lluvia. Se pueden escuchar casi las gotitas cayendo sobre tu paraguas mientras  tus botas de goma pisan los charcos.

5-Lalala

La malagueña Anni B. Sweet me dió este remedio para los días más mojados. 🙂

6-Sin querer

Sidonie siempre ha de estar en una lista ¿O no? Y El Incendio… Está que quemaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

7-Girls Just Wanna Have Fun

Cover de Cyndi Lauper realizado por Russian Red. Una ración de fuerzas para poder con todo:)

8-Let It Be

Para celebrar que por fin The Beatles ha salido en iTunes mi tema preferido de la banda de Liverpool no puede faltar.

9-Gloria

Desde Suecia con la voz de Björn Dixgård tengo este remedio que nunca me falla. Mi amor hacia Mando Diao hace que no les pueda quitar de la lista!LOVE THEM!

10-You’ve got the Love

Como no podía faltar en un momento así, los rojos cabellos de Florence & the machine se cuelan en la lista como las hojas de los árboles con tonos cobrizos. La versión con The XX, para los más electrónicos;).

11-Talk Shows On Mute

Aunque ya sea de hace un par de discos, rescato una piececita de A Crow Left Of The Murder de Incubus, el grupo que me quita cualquier mal.

12-Across the Universe

Rufus Wainwright versiona a The Beatles (sí, ya sé que están en la lista pero es que me gustan mucho:) ) y yo me he encaprichado con este tema que se ha colado de lleno en mi cabeza.

¿Quieres probar? Espero que te guste alguna;)

M

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on, Mi cuaderno de notas