Archivo de la etiqueta: indie

Vintage, la palabra cool para lo viejuno

Desde hace un tiempo, todo lo que lleva la palabra Vintage o Indie añadidas gana un cierto valor extra. A mí me parece muy gracioso ya que ahora, si dices que un abrigo es viejo o de segunda mano no será igual que decir “Es que es Vintage”. O aquellas fajas de tu tía que tenía aparcadas en un cajón, ahora resulta que son Vintage y súper glam. Que si te las pones con un par de medias de lencería fina de esas que se enganchan con corchetes o con un sujetador picudo de los que te hacen tetas de pera, ganas 800 puntos en el top5 de los más In de Nylon Magazine. Soy la primera a la que le gusta ese cierto punto rancio de rememorar lo antiguo pero a ver, reconozcamos que hay unos límites. Y un sujetador picudo nunca te va a quedar bien por muy vintage que sea. (Y si no dí que como a Tanizaki te gustan las cosas que llevan el paso del tiempo marcado y quedarás muy cool…y rancio)

El colmo de esto es el de los villancicos. El otro día leí en el escaparate de una tienda que se vendían cassettes de villancicos vintage. Y yo, curiosa entré a mirar (no sé por qué la palabra vintage de algún modo evoca el glamour de las antiguas estrellas… ¿quizá Sinatra?). Mi madre siempre pone unos villancicos andaluces que son una pesadilla en Navidad y si no fuese por el apoyo incondicional que tiene de mi padre ya habría desaparecido ese CD hace unos añitos… Así que pregunté a la dependienta para ver si esa nueva-antigua selección podría hacer que me librase de los cantos rocieros al niño Jesús (que mis padres de andaluces tienen poco, y de religiosos menos). Y allí estaban, encima de una cesta llena de papel de periódico (vintage, por supuesto que también ya que era el del día anterior…) las cintas de villancicos de los niños cantores encima del burrito que iba hacia Belén. Con sus voces de castrati rancias y su Hacia Belén va una burra y Ande ande la Marimorena. Eran ellos. Los que parecían dibujados casi por Ferrandiz con colorines y mucha nieve. Me pregunté: ¿Los villancicos de toda la vida ahora son vintage? Pues deben serlo porque ahora el precio parece venido de París.

El otro fenómeno fascinante es el de la palabra Indie. Me hace mucha gracia que si ves una peli de serie B ES MALA DE NARICES (véase telefilm Antena3 post comida…ouch!) pero si es indie…ahhh! Otro gallo cantará. ¿Y en música? Ahí hay todo un fenómeno ya que el popindie es el popindie … y no toques ni  un pelo con esto a más de un gafapastilla ya que insultará a tu intelecto y te hará sentir como el mayor inculto. A mí me gusta este “género” si es que podríamos llamarlo así… y es que realmente independiente… puedo ser hasta yo con mi teclado Casio y el botón de 16 beats (¡Uy qué Vintage… con Casio y todo! Esto triunfa). ¿Y si me hago un myspace y comienzo a comercializarlo? Seré Marta y los 16 beats. O mejor en inglés que siempre gana más. Marta & the 16 beats. Para el próximo post.

Si,lo reconozco. Me gusta el rollo vintage y escucho música indie pero me doy cuenta de que cómo nos pueden vender con dos palabras y un lazo a veces un montón de cosas buenas y bonitas y otras sólo embalarnos basura. ¿La quiere para llevar?

Conclusión: Ponte un nombre más cuki en francés o en inglés y triunfarás.  ¡Ah! Y que no se te olvide el apellido.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on

The XXmanía

Últimamente no dejo de escuchar The XX, el trío británico me acompaña allá donde vaya. ¿Y qué tienen para enganchar hasta tal extremo?

Pongámonos en situación, cuatro amigos se conocen en la afamada Eliott School (del que ya salieron otras míticas bandas como Hot Chip o el actor Pierce Brosnan) y tras fichar por la firma discográfica independiente Young turks se convierten en tres al poco. Debido a problemas personales Baria Qureshi, el encargado de los teclados deja el conjunto sin saber que abandonaba uno de los grupos más prometedores del panorama musical.

Comenzaron grabando en garajes ) y siendo teloneros de grupos como Florence + the Machine y ahora sus oyentes en LastFm son más de 444.000. ¿Hacen falta más datos? En la lista de los mejores 50 álbumes del año según Rolling Stone alcanzaron el número 9 y su música ha  sonado en anuncios de todo el mundo. Pero su participación con Crystalized para Gossip Girl o Islands sonando durante un episodio de Anatomía de Grey hicieron que el trío formado por Romy Madley Croft, Oliver Sim y Jamie Smith fuera la nueva banda obligatoria.

Unidos por un amor común a la oscuridad, a los sonidos de las guitarras ochenteras y al R&B Americano, el sonido único de The xx se corresponde con el de una banda cuyas influencias musicales incluyen desde Aaliyah hasta Cocorosie, Rihanna a The Cure, Missy Elliott a The Chromatics o desde Mariah Carey a Pixies.

LastFM (sacado del MySpace de la banda)

 

Yo, de acuerdo con la cita, creo que ha llegado el momento de dejar de pensar en el purismo cegador que genera el decir que no escuchas nada más que bandas legendarias (que por supuesto sientan las GRANDES BASES pero también te hace ser un GRAN PEDANTE) y comenzar a reconocer que las nuevas tendencias musicales tienen algo de influencia con la música comercial. ¿O es que es posible vivir al margen de los grupos que suenan 24h en la radio, en las calles y hasta en el dentista? The xx acierta, al menos de momento en su primer álbum sin renegar de ello (démosles fuerzas para un segundo) y guardan su purismo para la estética minimalista que les rodea hasta en el grafismo que les representa (fondo negro y aspa blanca).

Ahora la banda tras finalizar su primera gira disfrutan de la cosecha que bien sembrada, está comenzando a dar sus frutos.

Recomendación: Florence + The Machine, Klaus & Kinsky, The Sounds

Mi elección: Heart skipped a beat, Islands, Basic Space

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on

Cuando me aficioné al tiburón musical

Hoy me he suscrito a la web de streaming musical Grooveshark. Desde que la descubrí hace apróx. 3 meses por un compi del curro la verdad es que me ha enganchado bastante. Tiene mucha variedad y mejora respecto a Spotify en que además no tiene anuncios entre tema y tema.

Además si te suscribes puedes conectarla a tu perfil Lastfm y almacenar toda tu música aunque el mismo programa ya tiene un feed que lo guarda automáticamente.

El beneficio principal que he encontrado es que hay muchos más grupos independientes que en Spotify o Deezer y además la presentación gráfica es muy atractiva. Otro punto más lo gana gracias a que si no te registras puedes escuchar música igualmente y además te guarda las listas de reproducción (ya sean específicas o simplemente las cuatro canciones seguidas que hayas puesto en un momento preciso).

Tuve mi Lastfm en coma durante un par de años ya que en una de las muertes de mi portátil, mi iTunes y mi Windows Media Player se desconectaron pero ahora lo he vuelto a resucitar gracias a este inventito (sí, no soy tan rica como para poder comprarme álbumes o descargar temas del iTunes Store continuamente pero al menos me da para un añito de Grooveshark (30 $, si lo coges por meses 3$ al mes) y poder tener siempre mi música en el móvil (aplicación Android) y en mi pc.

¡Yo también firmo por el tiburón!

(Y lo celebro con Tachenko, Sidonie y Cansei de ser sexy! )

http://listen.grooveshark.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Beats on